jueves, 18 de noviembre de 2010

Depresión: ¿cómo pueden ayudar los medicamentos?


¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad médica, tal como la diabetes o la presión arterial (sanguínea) alta. La gente no elige estar deprimida. No es porque son débiles o están "locos". La depresión afecta a más de 17 millones de personas en los Estados Unidos de Norteamérica cada año. Es dos veces más común en las mujeres que en los hombres.

En México se han llevado a cabo algunos estudios epidemiológicos para estimar la prevalencia de trastornos mentales, incluidos los trastornos y episodios depresivos, identificando, además, el proceso de búsqueda de ayuda. Los hallazgos de estas investigaciones muestran discrepancias notables debido a diferencias en la definición del trastorno, la clasificación que se ha utilizado y la población en la cual se ha desarrollado el estudio.

Entre los trabajos previos cabe destacar un estudio llevado a cabo como parte de la Encuesta Nacional de Adicciones en 1988, en el cual se incluyó una sección para investigar la prevalencia de trastornos mentales en personas de entre 18 y 65 años de edad. Uno de los principales hallazgos fue que 34% de la población estudiada presentó uno o más síntomas de depresión durante el mes anterior al estudio. El 13% de la población presentó sintomatología severa con importantes variaciones de acuerdo con el sexo del entrevistado: 8.5% entre los hombres y 17% en las mujeres.

En otro estudio efectuado en la Ciudad de México se encontró una prevalencia de episodios depresivos durante la vida (sin excluir al trastorno bipolar) de 8.3%, con un claro predominio de las mujeres.

La Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica, llevada a cabo en 2002 entre población urbana de 18 a 65 años de edad, concluyó que los trastornos afectivos –dentro de los que se incluyen los trastornos depresivos–, se ubican, respecto al resto de los trastornos investigados, en tercer lugar en frecuencia para prevalencia alguna vez en la vida (9.1%), después de los trastornos de ansiedad (14.3%) y los trastornos por uso de sustancias (9.2%). Al limitar el análisis de la encuesta a los 12 meses previos a su aplicación, los trastornos más comunes fueron los de ansiedad, seguidos por los afectivos. Al analizar los trastornos individualmente, el episodio depresivo pasa a un quinto lugar (luego de las fobias específicas, los trastornos de conducta, la dependencia al alcohol y la fobia social), con una prevalencia de 3.3% alguna vez en la vida. Entre las mujeres, la depresión mayor ocupa el segundo lugar.

Los síntomas de depresión incluyen lo siguiente:

  • Sentir tristeza la mayor parte del día, casi todos los días, durante dos semanas o más.
  • Perder interés por cosas que usted solía disfrutar
  • Falta de energía
  • Trastornos del sueño y del apetito
  • Cambios en el peso
  • Sentimientos de falta de esperanza, impotencia y falta de valor
  • Ser incapaz de tomar decisiones
  • Pensar en la muerte o en el suicidio

¿Qué causa la depresión?

La causa exacta de la depresión se desconoce. Los médicos piensan que puede ser por causa de un desequilibrio químico en el cerebro. El desequilibrio puede ser por causa genética o por los eventos por los que ha pasado en su vida. Algunas veces no hay suficientes mensajeros químicos -llamados neurotransmisores- en el cerebro. Los dos mensajeros principales llamados serotonina y norepinefrina son responsables de su humor, es decir de la manera como usted se siente.

¿Cómo trataría mi médico mi depresión?

La depresión puede tratarse con medicamento, asesoría psicológica o ambos. La combinación de medicamento y asesoría psicológica ayuda a la mayoría de las personas. La asesoría le puede ayudar a cambiar una visión negativa de si mismo, de su pasado y de su futuro. Hacer ejercicio de manera regular y evitar el alcohol, las drogas ilegales y el exceso de cafeína también le puede ayudar.

Los medicamentos que se usan para tratar la depresión se llaman antidepresivos. Estos ayudan a aumentar el número de mensajeros químicos (serotonina y epinefrina) en su cerebro.

¿Cómo escoge mi médico un antidepresivo para mi?

Su médico probablemente tendrá en cuenta los siguientes diez puntos al escoger un antidepresivo para usted:

  1. Si estuvo deprimido o deprimida antes y cierto antidepresivo le funcionó bien, ese antidepresivo puede ser la opción de medicamento adecuada para usted nuevamente.
  2. Si alguno de sus hermanos, hermanas, padres, tíos o tías tuvo depresión y cierto antidepresivo les funcionó bien a ellos ese medicamento podría funcionarle bien a usted también.
  3. La opción de antidepresivo depende de su salud. Si cierto medicamento antidepresivo podría tener un efecto negativo con respecto a cierto problema de salud que usted tiene, ese medicamento podría no ser la opción correcta para usted.
  4. Los antidepresivos pueden causar efectos secundarios. El medicamento correcto para usted puede ser el que le dé el menor número de efectos secundarios.
  5. La opción de un antidepresivo depende de la frecuencia con que usted tiene que tomarlo. Entre menos frecuente sea que usted tiene que tomar el medicamento es más fácil para usted tomarse todas las dosis que necesita para tratar su depresión.
  6. Algunos antidepresivos cuestan más que otros. Su médico escogerá un antidepresivo que le funcione y que esté a su alcance.
  7. Su médico querrá escoger un medicamento con el cual él o ella ya haya tenido experiencia prescribiéndolo.
  8. Su médico escogerá un antidepresivo que le ayude con sus síntomas como dificultad para conciliar el sueño, ansiedad y falta de energía.
  9. Si está tomando otros medicamentos su médico tendrá que considerar cómo actuará este antidepresivo en combinación con los demás medicamentos.
  10. Algunos medicamentos no funcionan bien con cierto tipo de alimentos. Si su médico le da uno de estos antidepresivos él o ella le dirá qué tipo de comidas deberá dejar de comer.

¿Los antidepresivos son tranquilizantes o estimulantes? ¿Me puedo hacer adicto a ellos?

No. Este tipo de medicamentos no son tranquilizantes. Estos no le hacen sentirse en la cima del mundo ("high"). No son adictivos.

¿Los antidepresivos causan efectos secundarios?

Sí. Todos los antidepresivos tienen algunos efectos secundarios. Sin embargo, no a toda la gente que está tomando antidepresivos le dan estos efectos secundarios. La mayoría de los efectos secundarios ocurren en las primeras semanas de terapia antidepresiva y disminuyen después de un corto tiempo.

¿Cuáles son algunos de los efectos secundarios comunes de los antidepresivos?

Antidepresivos distintos pueden causar efectos secundarios distintos. Los efectos secundarios posibles pueden incluir lo siguiente:

  • Ansiedad
  • Problemas de la vejiga
  • Visión borrosa
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Mareo al pararse
  • Resequedad en la boca
  • Cansancio excesivo
  • Sensación de debilidad
  • Temblores en las manos
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Aumento del sueño
  • Insomnio
  • Espasmos musculares
  • Sentir náuseas
  • Disfunción sexual: incapacidad para eyacular o alcanzar el orgasmo
  • Temblor
  • Vómito
  • Aumento de peso
¿Qué sucede si los efectos secundarios no desaparecen después de un tiempo corto?

Hable con su médico. El médico le puede cambiar la dosis o es posible que usted pueda ensayar con otro medicamento para deshacerse de los efectos secundarios.

¿Cómo puedo saber si mi antidepresivo me está ayudando?

Usted podrá dormir mejor. Podrá cumplir mejor con sus obligaciones diarias y cuidar de si misma; por ejemplo, cuidar de su cabello, vestirse bien y comer con regularidad. Tendrá más energía. Sus problemas de peso mejorarán y su apetito se aproximará más a lo que se considera normal. Tendrá más deseos de vivir. Usted y sus amigos y familia notarán estos cambios. A pesar de esto, tenga paciencia. Puede tomar algún tiempo para volver a sentirse de la misma manera que se sentía antes de haberse deprimido.

¿Durante cuánto tiempo voy a tomar el antidepresivo?

Su médico le dirá qué tanto tiempo deberá tomar el antidepresivo. Si esta es la primera vez que está siendo tratado para depresión probablemente continuará tomando este medicamento durante seis meses después de que ha comenzado a sentirse bien. Si es la segunda vez que está deprimida o deprimido probablemente continuará tomando el medicamento por lo menos durante un año. La depresión que regresa una tercera vez puede requerir que usted continúe tomando un antidepresivo durante largo tiempo.

¿Puedo tomar alcohol mientras estoy tomando un antidepresivo?

No. Usted no debe ingerir alcohol porque éste podría tener un efecto negativo en su organismo. Es probable que usted se vea bastante afectado o afectada incluso por un poquito de alcohol mientras está tomando un antidepresivo.

¿Dónde puedo obtener más información sobre la depresión?

Su médico es la primera persona con la cual usted debe hablar.

Actualmente en Grupo Médico Carracci contamos con diferentes estudios de investigación que pueden ayudar a los pacientes con depresión a acceder a tratamientos farmacológicos para mejorar sus condiciones de salud. Actualmente se está llevando a cabo un Estudio de Investigación en el que se prueba la eficacia de un fármaco para el tratamiento de la depresión. Los especialistas en salud mental ofrecen una evaluación sin costo para las personas que sufran depresión y estén interesadas en participar como voluntarios para probar la eficacia del fármaco.

¿Qué es un protocolo de investigación?
¡Para mayores informes puede llamar o mandar un correo electrónico!
Grupo Médico Carracci
Tels. 5611 3028 y 01 800 087 0656
E mail: contacto@gmc.org.mx

Fuentes

Academia Estadounidense de Médicos de Familia familydoctor.org

Mariana Belló, Esteban Puentes-Rosas, María Elena Medina-Mora, Rafael Lozano. Prevalencia y diagnóstico de depresión en población adulta en México. Salud Pública Méx 2005; Vol. 47(sup 1):4-11

No hay comentarios:

Publicar un comentario